ACEITES USADOS NO INDUSTRIALES

Los aceites usados no industriales son grasas de origen animal o vegetal (aceites de oliva, de semillas de girasol y otras, etc.) que son utilizados en el cocinado de alimentos en los ámbitos doméstico, así como en centros e instituciones, hostelería o restauración. Considerándose residuos domésticos o comerciales.

Como se ha comentado se distinguen los siguientes tipos de aceites no industriales:

  • Aceites domésticos: es el aceite vegetal usado generado en los domicilios que se utiliza en la preparación y cocinado de los alimentos en los hogares. Debe entregarse a los sistemas de recogida previstos por el Ayuntamiento correspondiente.

  • Aceites comerciales: es el aceite vegetal usado generado en la preparación y cocinado de alimentos en hostelería y restauración. Se debe entregar a un gestor debidamente autorizado o registrado, o bien, acogerse a un sistema público de gestión, cuando éste exista.

  • Aceites de administración pública y equipamientos: es el aceite vegetal usado en la preparación y cocinado de alimentos en las cocinas de centros educativos, comedores sociales, instituciones, etc.

Es muy importante llevar a cabo una correcta gestión de los aceites usados ya que su vertido en el suelo supone un riesgo para el medio natural, afectando tanto al medio edáfico como a las aguas superficiales y subterráneas. Desechar los aceites de cocina usados, incluso en cantidades pequeñas, por fregaderos o inodoros, no se debe realizar, ya que va asociado a un riesgo de atascos de tuberías, dificultades e incremento de costes en los procesos de depuración de aguas residuales, así como la formación de una película superficial en aguas de ríos, lagos, etc, que afecta al intercambio de oxígeno y perjudica a los seres vivos de los ecosistemas.

Los sistemas de recogida para este tipo de aceites es el siguiente:

  • Sistemas de recogida municipales previstos por los entes locales:

                – Puntos limpios fijos, móviles o de barrio.

             – Recogida en contenedores específicos en puntos de aportación (vía  pública, equipamientos como mercados, supermercados, centros comerciales, etc.)

  • Sistemas de recogida para grandes generadores: recogidas a demanda a partir de un acopio mínimo de residuos o por rutas de frecuencia definida.

Para el correcto almacenamiento de los residuos de aceite, los usuarios tienen que almacenar el aceite en envases cerrados que pueden ser propios (como botellas de plástico usadas) o en algunos casos el ayuntamiento o las empresas responsables del reciclaje entregan envases de diversas capacidades para homogeneizar y facilitar el sistema.