BIOINDICADORES DE CALIDAD. CAPÍTULO II: BRIÓFITAS

Los bioindicadores son organismos vivos que, debido a su sensibilidad a los contaminantes, se utilizan para determinar la calidad del ambiente donde aparecen. En este segundo capítulo hablaremos sobre las briófitas.

Los bioindicadores son organismos vivos que, debido a su sensibilidad a los contaminantes, se utilizan para determinar la calidad del ambiente donde aparecen. Para poder ver en profundidad la importancia de los bioindicadores, haremos una revisión de varios capítulos sobre ellos. En el caso se este segundo capítulo, vamos a hablar sobre las briófitas.

Estos organismos están catalogados como plantas terrestres. Se caracterizan por no tener vasos vasculares, sino que se componen de estructuras más parecidas a los talos. Se dividen en tres partes: rizoides, caulidios y filidios. Estas tres partes tienen aspecto parecido a las raíces, tallos y hojas que contienen las plantas vasculares, pero no son homólogos.

Estas dos características determinan el tamaño y el lugar donde crecen estos organismos. Debido a que no pueden formar tejidos complejos, suelen ser de pequeño tamaño. Además, se encuentran, en su mayoría, en lugares húmedos, ya que al no tener raíces absorben el agua de la atmósfera, como si de una esponja se tratase.

Las briófitas se pueden clasificar en tres grandes grupos:

Estas plantas tienen una gran importancia ambiental, ya que retienen el agua que se encuentra en el suelo y, al igual que gran parte de la vegetación, provoca que disminuya la pérdida de suelo por la erosión.

Aunque no nos paremos a mirar atentamente el suelo, este tipo de briófitas son fácilmente reconocibles. Suelen vivir en lugares húmedos y se encuentran en el suelo piedras o árboles.

Los antóceros son poco conocidos, pero se trata de la división más primitiva de las plantas actuales. Debido a su antigüedad, quedan pocas especies de antóceros, pero las que quedan tienen una gran importancia en la formación del suelo.

Las briófitas, como los líquenes, absorben los nutrientes y el agua a partir de la atmósfera, por lo que serán muy sensibles a la contaminación atmosférica. Aunque este hecho a sido ampliamente estudiado, aún quedan muchas dudas sobre como influye cada tipo de contaminante en las diferentes especies de briófitas.

Tal es así, que el único contaminante que es seguro que afecta a ciertas especies es el SO4. Esto es debido a que este compuesto tiene una alta solubilidad en el agua, provocando que estos organismos los capten fácilmente desde la atmósfera.

Debido a esto, podemos catalogar a algunas especies de estas plantas terrestes como bioindicadores de calidad del SO4. A continuación, os contaremos algunos ejemplos:

  • Brachythecium glareosum

Normalmente esta especie no se encuentra en las ciudades, ya que tiene una alta sensibilidad a la polución. En ambientes no contaminados, la podemos observar en rocas básicas o en suelos que contengan césped.

  • Bryum dichotomum

También llamado Bryum bicolor, tiene menos sensibilidad al azufre que la especie anterior. Además, se caracteriza por tener tolerancia a los metales pesados.

  • Campylium calcareum

Se encuentra en lugares húmedos, pero su extensión se ha visto muy reducida debido a que es una especie altamente sensible al SO4.

Referencias:

Soria, T. A. (2006). Ensayo para una caracterización de briofitos como indicadores de urbanización mediante el estudio de la brioflora de ciudades españolas.

https://www.ecologiaverde.com/plantas-briofitas-ejemplos-y-caracteristicas-1939.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Bryophyta_sensu_lato

Puedes leer el primer capítulo en el siguiente enlace: BIOINDICADORES DE CALIDAD. CAPÍTULO I: LÍQUENES.