BIOINDICADORES DE CALIDAD. CAPÍTULO I: LÍQUENES

Los bioindicadores son organismos vivos que, debido a su sensibilidad a los contaminantes, se utilizan para determinar la calidad del ambiente donde aparecen. En este capítulo, os hablaremos sobre uno de los bioindicadores más utilizados, los líquenes.

Los bioindicadores son organismos vivos que, debido a su sensibilidad a los contaminantes, se utilizan para determinar la calidad del ambiente donde aparecen. Para poder ver en profundidad la importancia de los bioindicadores, haremos una revisión de varios capítulos sobre ellos, empezando por uno de los organismos más representativos de los mismos, los líquenes.

Aunque existen multitud de procesos fisicoquímicos para definir la contaminación que se encuentra en el medio, un método rápido y cómodo para detectar si la zona sufre alteraciones (si no tenemos los instrumentos adecuados) es fijarnos en los organismos presentes en la zona. Muchos de los seres vivos que existen en la Tierra tienen sensibilidad a algunas sustancias tóxicas, como pueden ser los metales pesados, las partículas o el dióxido de azufre. A estos organismos se les llama bioindicadores.

Los bioindicadores son organismos vivos con diferentes sensibilidades a la contaminación. Estos organismos pueden llegar a ser desde pequeñas algas hasta grandes mamíferos, pero, comúnmente se utilizan organismos de pequeño tamaño y de fácil recogida, como pueden ser algas, insectos, moluscos, pequeños crustáceos o plantas. En esta entrada de Blog nos centraremos en los líquenes como bioindicadores.

  • Líquenes

Estos organismos están consitutídos por una simbiosis de algas y hongos. Debido a que estos organismos no poseen raíces y que toman los nutrientes de la atmósfera (en su gran mayoría), son muy sensibles a la contaminación atmosférica. Aun así, esta sensibilidad no es igual en todas las especies. Por ejemplo, las especies de líquenes que se encuentran en el suelo o en las piedras tienen una mayor resistencia a la contaminación que las especies que se encuentran en la corteza de los árboles. Esto es debido a que la sensibilidad de cada especie hacia las sustancias tóxicas depende de su capacidad amortiguadora y de la superficie que tenga expuesta. A continuación, os contamos algunos ejemplos de especies de líquenes y su sensibilidad hacia la contaminación:

1. Xantoria parietina

Esta especie tiene una distribución muy amplia, ya que crece sobre gran cantidad de sustratos. Se reconoce fácilmente debido a su color amarillo y su gran extensión. Esta especie está considerada como un buen bioindicador, ya que se encuentra en muchas de las ciudades, pero no en lugares que estén contaminados por metales pesados.

2. Lobaria pulmonaria

Esta especie está compuesta por un hongo ascomiceto y un conjunto de algas verdes. Este tipo de liquen se ha visto disminuido en toda Europa debido a la pérdida de biodiversidad y a la contaminación atmosférica, sobretodo, a la contaminación derivada del dióxido de azufre. Es por esto, que la Lobaria pulmonaria es un gran bioindicador para distinguir ambientes contaminados por esta sustancia.

3. Cladonia portentosa

También llamado liquen de reno, se localiza en la corteza de los árboles. Se ha comprobado que es un buen bioindicador ya que no crece en ambientes con altas concentraciones de nitrógeno. La determinación de ambientes contaminados por nitrógeno con bioindicadores es un método complicado, ya que muchas veces, el nitrógeno hace prosperar de manera rápida y eficaz el crecimiento de muchas especies de plantas y líquenes.

4. Flavoparmelia caperata

Se trata de una de las especies más comunes de Europa, reconociéndose fácilmente por su color verde claro. La Flavoparmelia caperata no es capaz de crecer en lugares donde el ozono está presente en altas concentraciones.

Si quieres saber más sobre temas ambientales, matricúlate en uno de nuestros cursos ambientales. Consulta nuestro Catálogo de cursos y ponte en contacto con nosotros en info@eimaformacion.com o llámanos al 911 302 085.

Fuentes:

https://lanaturalezaenunclic.com/liquenes-bioindicadores-de-la-contaminacion-atmosferica/

http://147.96.70.122/Web/TFG/TFG/Memoria/IRENE%20MARES%20RUEDA.pdf