¿CUÁLES SON LOS VALORES DE PÉRDIDA DE SUELO TOLERABLES?

La pérdida de suelo es uno de los mayores problemas ambientales a los que nos enfrentamos. El suelo, aunque sea un recurso no renovable a escala humana, puede ser sostenible. Te lo contamos todo en la siguiente entrada de blog.

En los últimos años se ha comenzado a hablar sobre la pérdida de suelo y la importancia que tiene en el medio ambiente. El suelo es un recurso natural no renovable a escala humana, por lo que su conservación es fundamental para permitir la vida tanto dentro como fuera de él.

erosión

La pérdida de suelo suele estar relacionada con procesos erosivos naturales o antropogénicos. Dado que los procesos erosivos han estado siempre presentes en el mundo y la pérdida de suelo ha comenzado a ser visible años atrás, podemos destacar dos cuestiones:

  • Los suelos tienen una tolerancia a la erosión de manera natural, es decir, llegan a ser sostenibles.

  • El aumento de la pérdida de suelo en los últimos años deriva de que la acción humana, sobre todo de las actividades antropogénicas que tienen que ver con los movimientos de masas.

Hay que destacar que no todos los suelos son iguales, por lo que los límites de pérdida de suelo son muy dispares según la zona del mundo donde nos encontremos. Para medir la sostenibilidad de los suelos, hay que fijarse en la tasa de regeneración de los suelos.

Por ejemplo, en el mejor de los caso, cuando un suelo tiene una profundidad mayor de 150 cm y su estructura es buena, la tasa de regeneración máxima de este recurso es de 11,2 toneladas/hectárea año. En cambio, si un suelo no supera los 25 cm, la tasa de regeneración máxima es de 2,2 toneladas/hectárea año.

Para realizar cualquier actividad antropogénica, como una obra civil o un cultivo de secano, es importante tener en cuenta la tasa de regeneración del terreno.