EL ANÁLISIS DE ALTERNATIVAS EN LA EIA

Una de las fases más importantes de la Evaluación de Impacto Ambiental es la fase de identificación de las alternativas al proyecto. En esta entrada de Blog os contamos algunos de los criterios para conseguir unas alternativas de calidad.

Cuando se lleva a cabo un proyecto de cierta magnitud e implantado en el territorio, es  probable que este tenga que pasar por una Evaluación de Impacto Ambiental (EIA), simplificada u ordinaria.

Seguramente, el proyecto en cuestión genere diferentes impactos en su fase de obra, explotación y desmantelamiento. Para llegar a identificarlos, es necesario analizar, comprender y describir en profundidad el proyecto en cuestión.

Esta comprensión profunda del proyecto nos acerca a distinguir las diversas alternativas que se podrían dar para evitar muchos de estos impactos, o, por lo menos, a mitigar el daño que pueden causar en el ambiente.

Para la elección de estas alternativas es importante que sean técnicamente viables y que se basen en unos criterios determinados. No obstante, no es funcional plantear un número elevado de alternativas, ya que muchas de ellas no serán viables, por lo que es mejor descartar inicialmente las que planteen más problemas ambientales, técnicos o económicos.

En la selección de alternativas, es posible que el promotor ya haya realizado estudios de diversa índole para valorar la viabilidad de distintas posibilidades de implantación del proyecto, lo que nos proporcionaría directamente, unas alternativas a valorar.

Los modelos generales que se utilizan para evaluar las alternativas se basan en analizar el comportamiento de estas frente a diferentes criterios, cuya elección se basa también en las características ambientales del terreno donde se realice el proyecto. Es importante destacar que entre las diferentes alternativas, se debe valorar en todo caso la alternativa cero, correspondiente a la no realización del proyecto.

Los criterios más utilizados para la selección de alternativas son:

– Criterios ambientales relacionados con la estructura y funcionamiento del ecosistema, factores y procesos ambientales.

– Criterios ambientales relacionados con la integridad o salud ecológica de los ecosistemas.

– Criterios que reflejan de forma general el impacto ambiental, la aptitud del territorio, la capacidad de acogida y la capacidad de carga.

Asimismo, los criterios deben ser representativos, independientes y fácilmente aplicables.

Una vez analizadas las alternativas viables seleccionadas, se deberá valorar además, cual es la mejor elección para cumplir con los objetivos planteados por el proyecto.

Si quieres conocer con más detalle y profundidad todos los aspectos relacionados en la evaluación de impacto ambiental no dudes, matricúlate en el  curso de Especialista en Evaluación de Impacto Ambiental de EIMA. Puedes ponerte en contacto con nosotros en info@eimaformacion.com o llámanos al 911 302 085.