EL ANTROPOCENO

Durante toda nuestra infancia, nos han enseñado que la época geológica en la que nos encontramos es el Holoceno. Desde 1950, la degradación del medio ambiente ha sido tal que hemos cambiado la geología del planeta, encontrándonos en un nuevo periodo geológico: el Antropoceno.

El ser humano comenzó a modificar, degradar o destruir los ecosistemas desde su inicio como especie, alterando las funciones y componentes básicos del medio ambiente. Aun así, hasta el siglo XVIII, la huella ambiental provocada por el hombre tenía carácter local. A partir de la Revolución Industrial y la utilización del carbón, se produjo una transformación entre las relaciones humanas, permitiendo el desarrollo de la industria, comercio o transporte de mercancías por todo el sistema Tierra.  Este suceso provocó que el humano fuera visto como un factor geológico destacado, ya que la huella geológica humana comenzó a observarse en todos los lugares del mundo, incluso en zonas no habitadas como el Ártico.

Locomotora de vapor

Fuente: http://historiaparalaeso.blogspot.com/2015/10/revolucion-industrial-factores.html

A partir de este momento, la degradación del medio ambiente aumentó de manera lineal, pero, después de la Segunda Guerra Mundial, esta constante cambió. El aumento de la demanda de recursos naturales debido a un crecimiento desproporcionado de la población, ciencia y economía ocasionó que la degradación ambiental se incrementase de forma exponencial.

El término Antropoceno ha sido utilizado en diversas ocasiones, pero comenzó a tener popularidad a partir de que Paul J. Crutzen, en una conferencia en Cuernavaca (México, en el año 2000), lo utilizara para referirse a la época geológica actual. Realmente, los estratos geológicos contemporáneos no tienen similitud con los del Holoceno. Esto es debido a que se encuentran diferentes partículas en ellos, como partículas derivadas de las bombas nucleares.

Aunque desde el año 2000 ha habido gran controversia por poner una fecha de inicio al Antropoceno, se ha asumido que esta nueva etapa geológica comenzó en 1945, con el fin de la Segunda Guerra Mundial.