Hay multitud de formas de cuidar el medio ambiente. Puedes hacerlo en tu día a día mediante pequeñas acciones individuales, como realizar una compra de alimentos más sostenible, disminuir la utilización de plásticos o utilizar el transporte público.

Si pasamos a escalones más grandes, las administraciones, empresas y grupos de investigación utilizan diferentes herramientas para gestionar el medio ambiente de una forma más eficaz y rápida. Una de las herramientas más utilizadas son los Sistemas de Información Geográfica (SIG en español y GIS en inglés).

En la siguiente entrada de blog os contamos qué son los GIS, qué relación tienen con el medio ambiente y en qué ámbitos se pueden aplicar.

¿Qué son los GIS?

Los Sistemas de Información Geográfica (GIS) son una herramienta básica para gestionar, planificar y analizar datos. Se trata de una cartografía que incluye metadatos en su interior y que te permite monitorizarlos y combinarlos según tus necesidades.

En los GIS, puedes analizar datos espaciales en 2D y en 3D, ofreciéndote la oportunidad de tomar decisiones más adecuadas a tu proyecto. Gracias a su fácil manejo y precisión, estas herramientas te permiten observar datos que podrías pasar por alto, como relaciones entre los datos o patrones de conducta.

Aunque hay gran cantidad de aplicaciones GIS, las más utilizadas en la actualidad son ArcGIS y QGIS. La diferencia entre una y otra es que ArcGIS es una aplicación de pago, frente a QGIS, que es gratis.

ordenador

¿Qué relación tienen con el medio ambiente?

Los GIS son utilizados por multitud de campos diferentes. Al ser una herramienta derivada de la geografía, son aplicaciones útiles para casi cualquier trabajo que necesite la interpretación de mapas.

Pero, ¿cómo se puede beneficiar el medio ambiente de la utilización de los GIS? De una forma muy sencilla. Esta herramienta te permite gestionar de una forma más productiva los datos recogidos en campo, así como averiguar patrones o relaciones entre puntos.

Un ejemplo de ello es el siguiente:

Si se quiere construir placas solares en un terreno dado, primero se tendrá que estudiar el medio que rodea a la zona, el terreno en sí, y cómo puede afectar la implantación de esta estructura a la fauna, vegetación y población colindante. Los datos que debemos introducir en el GIS son fáciles de obtener, muchos de ellos se encuentran en el IGN. Una vez incluidos en el programa, podemos observar no solo el mapa creado, sino interactuar con él preguntándole todas las dudas y el efecto que puede crear el construir en el terreno.

Utilizaciones actuales de los GIS aplicados al medio ambiente

Tal como te comentábamos antes, la aplicación de estas herramientas al medio ambiente es muy variada. En la actualidad, los usos más comunes son:

  • En consultoría ambiental (EIA, EAE, DIA, etc.)

  • En la administración pública (por ejemplo, para gestionar los bosques o parques naturales).

  • En investigación ambiental

  • En restauración ambiental

  • En construcción (relacionada con la eficiencia energética)

Si quieres aprender más, puedes matricularte en el Curso Online de Especialista en EIA y ArcGIS Pro aplicado al Medio Ambiente o al Curso Online de Especialista en EIA y QGIS aplicado al Medio Ambiente. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de info@eimaformacion.com o llámanos al 911 302 085.