EL RESIDUO ORGÁNICO EN LA CIUDAD DE MADRID

Según la terminología del Ministerio de Transición Ecológica (MITECO) el residuo orgánico es la acepción aplicada en la gestión de residuos de competencia municipal a la fracción orgánica y la fracción vegetal.

Este tipo de residuos presenta casi la mitad de los residuos generados en un hogar. Por ello, en el caso de la ciudad de Madrid han decidido gestionarlo para poder obtener fertilizante natural y energía (biogás).

A partir del 1 de noviembre de 2017 se empezó a instalar en las calles de algunos barrios de la ciudad de Madrid un nuevo contenedor de tapa marrón donde poder depositar los residuos orgánicos.

Contenedores de tapa marrón donde depositar los residuos orgánicos generados.

En el año 2017 arrancó la iniciativa en 17 zonas pioneras de la ciudad. En el año 2018 se amplió a 12 distritos completos de la ciudad debido a los buenos resultados obtenidos en las zonas pioneras. En otoño de 2019 se han incorporado 8 nuevos distritos, y, en septiembre de 2020, sólo faltará la incorporación del distrito Centro, quedando el sistema de recogida culminado con la última incorporación de los barrios de dicho distrito.

A medida que se va implantando el nuevo sistema de gestión de residuo orgánico, se va facilitando a los ciudadanos madrileños un “Kit de la orgánica” que consta de un cubo marrón de 10 litros de capacidad, un folleto informativo, un imán para la nevera y una bola de arcilla rellena de semillas. Además, se realiza una campaña de información y educación ambiental a la ciudadanía sobre el funcionamiento del nuevo sistema de recogida, sobre cómo separar correctamente los residuos orgánicos y los beneficios de su reciclaje.

“Kit de la orgánica” donde destaca el cubo marrón de 10 litros de capacidad para almacenar los residuos orgánicos en los hogares.

Los residuos que se pueden tirar al contenedor marrón son los siguientes:

  • Restos de fruta y verdura.

  • Restos de carne y pescado.

  • Cáscaras de huevo, marisco y frutos secos.

  • Otros restos de comida.

  • Restos de infusiones y posos del café.

  • Papel de cocina sucio, servilletas de papel usadas y papel y cartón sucios de aceite.

  • Tapones de corcho, cerillas y serrín.

  • Pequeños restos de jardinería: plantas, hojarasca, ramos de flores, etc.

Para más información se puede consultar la web Acierta con la Orgánica donde se encuentra toda la información sobre la recogida de los residuos orgánicos en Madrid.