En la actualidad, el cuidado del medio ambiente y de los recursos se ha convertido en un aspecto esencial dentro de la cultura empresarial.
La mayoría de las instituciones comerciales involucran dentro de sus estrategias el concepto de sostenibilidad. De esta forma, buscan generar un cambio que tiene implicaciones positivas a distintos niveles.
En otras palabras, las metas no solo están dirigidas a la viabilidad económica, sino que también buscan alcanzarlas de una forma mucho más ecológica.
Hoy, el 62% de los empresarios considera que el diseño y aplicación de acciones sostenibles son un requisito imprescindible. De esta forma, consiguen un mejor posicionamiento y mayor credibilidad.
Dentro de estas acciones se encuentra la formación del personal en cuanto a comportamientos y aplicación de medidas dirigidas a la sostenibilidad.

¿Por qué la sostenibilidad es un factor esencial en la gestión empresarial?

Gran parte de las empresas más estables y reconocidas de España han logrado encontrar un posicionamiento privilegiado. Esto es gracias a las acciones que han implementado para impulsar un desarrollo más sostenible.
Múltiples evidencias confirman que un paradigma empresarial que atiende tanto a incrementar sus ganancias como también al impacto a nivel social y ambiental, genera una imagen mucho más confiable.
Hoy, los inversores tienden a favorecer proyectos socialmente responsables y con un perfil sostenible. Esto se debe a que la mayoría de consumidores y usuarios se inclinan por aquellas empresas o marcas socialmente más responsables.

Cómo promueven las empresas la sostenibilidad.

Debido a las consecuencias positivas que una cultura corporativa sostenible trae consigo, integrar esta política en una empresa se ha convertido en una necesidad. Se puede decir que es la clave para atraer más clientes.
Es así como muchas empresas exitosas llevan a cabo acciones dirigidas a la sostenibilidad y a la responsabilidad social que la acompaña. Entre las más importantes se encuentran:
● La reducción de desechos.
● Optimización de la eficiencia energética en las distintas operaciones.
● Diseño de productos con materiales reciclables y no contaminantes.
● Diseño de planes de formación del personal dirigidos a las acciones responsables y sostenibles.
● Implementación de políticas de tolerancia cero hacia la discriminación. Esto se hace a través de planes de igualdad actualizados como los que audiolis.com/blog/plan-de-igualdad/ ofrece.
● Comunicar de forma clara al equipo las acciones y políticas de sostenibilidad.
● Uso estratégico de las nuevas tecnologías.
Todo lo anterior genera una imagen de la empresa mucho más fiable, responsable de su actividad y con mayor visión de futuro.

La formación continua y el cuidado del medio ambiente.

Las condiciones mundiales de hoy se caracterizan por cambios acelerados que exigen a las empresas estrategias especiales y definidas.
Son una serie de planes que les permitan mantenerse estables y ajustadas a las dinámicas actuales. Principalmente, una plantilla con un perfil de alta resiliencia, capacidad para aprender y conciencia sostenible.
Es así como muchas empresas españolas han ido incorporando a su cultura empresarial y a sus estrategias de crecimiento la formación continua para trabajadores.
Así lo confirman los datos de FUNDAE. Estos indican que, en la última década, la cantidad de participantes en cursos de formación se ha duplicado de 2,4 millones a 4,6 millones.

Dentro de esos planes de formación continua no solo se incorporan prácticas para ampliar los conocimientos y habilidades enfocados a actividades específicas. También se incluyen cursos que ayuden a desarrollar en los empleados una conciencia ecológica.
Es un hecho que una organización que realmente quiera implementar políticas de acción ecológicas, debe empezar por la formación del personal. La ausencia de cursos para desarrollar nuevos conocimientos y actitudes en los trabajadores solo lleva al estancamiento de la empresa.
Pero debe ser el empleador quien se encargue de tomar la iniciativa para generar estos cambios. Para ello, lo más aconsejable es recurrir a un centro de formación fiable. Uno que ofrezca cursos de distinta naturaleza y en modalidades variadas.

¿Cómo gestionan las empresas la formación de su plantilla?

La forma más efectiva para que una empresa pueda estar actualizada en todos los aspectos relacionados con la sostenibilidad y la responsabilidad social es incorporando a su estrategia un centro de formación especializado en planes para trabajadores y empresas. Así lo han hecho las empresas más destacadas del país.
Con la ayuda de expertos es mucho más fácil determinar los aspectos que se deben optimizar en la plantilla. A partir de ahí es más factible concretar acciones de formación continua, establecer los beneficios que traerán consigo y de qué forma se llevarán a cabo.
Existen centros como Audiolis que ofrecen soluciones que ayudan a gestionar y agilizar el trabajo del equipo de RR.HH. Estas soluciones se concentran en las necesidades de la plantilla y de la empresa. Entre los servicios que facilitan están:
● Virtualización de contenidos
● Campus virtual
● Elaboración de contratos de formación en alternancia
● Planes de formación continua y bonificada
● Todo lo relacionado con cumplimiento de normativas legales
● Planes de acoso laboral, de igualdad y auditoría retributiva
● Webinars sobre distintas temáticas