LA IMPORTANCIA DE LAS ZONAS YESÍFERAS

Muchos de nosotros hemos paseado por zonas yesíferas sin darnos cuenta de la biodiversidad que se encuentra en estos territorio. En la siguiente entrada de Blog te contamos la importancia de estas zonas.

Las zonas yesíferas, es decir, los territorios en donde su suelo esta formado en gran medida por yesos, tienen una gran importancia biológica. Estos territorios suelen encontrarse en ambientes áridos y semi-áridos donde las bajas precipitaciones provocan que no se produzca una lixiviación de estos compuestos en el suelo.

Los yesos son sulfato de calcio hidratado (CaSO4·2H2O). Aunque en nuestro país es frecuente ver suelos con este mineral (como en la zona Sur de la Comunidad de Madrid) en realidad es un hábitat que no cuenta con muchos kilómetros. En el mundo se puede estimar que hay al rededor de entre 1 y 2,7 millones de Km2, encontrándose en su mayoría al Sur de Europa y al Norte de África.

En estos territorios no vamos a encontrar bosques o grandes praderas, sino pequeños matorrales y costras biológicas. Esto es debido a que el suelo formado en estos territorios tiene altas tasas de sales, lo que provoca suelos edafoxelófilos. En este tipo de tierra son pocas las especies vegetales que pueden implementarse, solo las llamadas gypsophilas (especies vegetales que sólo son capaces de vivir en ambientes con altas concentraciones de yesos) o las gypsovag (especies que pueden tolerar las altas concentraciones de yesos).

La importancia de estas zonas radica en su biodiversidad. Debido a que estos ecosistemas se extienden en pocos kilómetros y que las especies que se pueden establecer aquí son escasas, hacen que la zona tenga un especie valor de especies endémicas. Tal es así, que en España, casi el 70% de las especies que encontramos en estas zonas son endémicas de nuestro país. Es por eso, que estos ambientes están protegidos por la Directiva Hábitat.

Aun así, los ambientes yesíferos no obtienen la importancia que merecen. Muchas de estas zonas son utilizadas como vertederos, perdiendo todo su valor ecológico.

La restauración de estas zonas es de suma importancia si queremos conservar la mayor biodiversidad posible en España. Muchas de las investigaciones que se están llevando a cabo ahora mismo en estas zonas están dirigidas a restaurar las costras biológicas, que se trata de una asociación de individuos (como pueden ser bacterias, hongos, plantas, altas, etc.) que acumulan aproximadamente 70 especies diferentes en un metro cuadrado.

Si quieres saber más sobre temas ambientales, matricúlate en uno de nuestros cursos ambientales. Consulta nuestro Catálogo de cursos y ponte en contacto con nosotros en info@eimaformacion.com o llámanos al 911 302 085.