Últimamente se está alertando mucho en los medios de comunicación sobre la problemática de los plásticos en los océanos, desde la Escuela de Ingeniería y Medio Ambiente hemos hecho una recopilación de las noticias más impactantes, la tecnología desarrollada y los proyectos más importantes puestos en marcha para resolver esta problemática.

Quizás os ha llamado la atención la existencia de “la isla de plástico” del Pacífico, Henderson, a la que llegan toneladas de plásticos a sus playas debido a las corrientes, se lleva muchos años advirtiendo este tema, pero la situación se ha vuelto insostenible haciendo una llamada a la acción.

Como bien apunta el periódico el País, desde el estudio publicado en PNAS denominado “Exceptional and rapid accumulation of anthropogenic debris on one of the world’s most remote and pristine islands” (2017) existe aumento de la concentración de plásticos en aguas superficiales de los océanos, pero ya en el año 2014 se publicó otro artículo con el siguiente nombre Plastic debris in the open ocean dónde ya se advertía sobre las zonas con mayor concentración de plásticos en aguas superficiales de los océanos:

concentración plásticos

Pero una alerta mayor y aún en estudio sobre la manera en que puede afectar a los seres vivos, son los microplásticos, seguramente ya has limpiado un pez en tu casa y has encontrados trozos de plástico en su interior. Las tortugas marinas pueden confundir bolsas de plástico en el mar con las medusas que forman parte de su dieta y estos animales pueden acumular dichas sustancias en su organismo.

microplásticos

Se está empezando a actuar y a tomar conciencia de la magnitud del problema por parte de la Administración y Organizaciones. En España se ha puesto en marcha la Asociación Española de Basuras Marinas (AEBAM) con el principal objetivo de aunar fuerzas entre las diferentes entidades involucradas para investigar y concienciar al público en general sobre esta amenaza. Otro ejemplo de esta actividad es la organización internacional “Plastic Change”.

Las nuevas tecnologías y la investigación pueden ayudar a resolver las dudas, por ejemplo la teledetección, el uso de imágenes por satélite pueden ayudarnos a comprender el funcionamiento de las corrientes marinas para dilucidar dónde se pueden acumular dichos plásticos, por ejemplo la European Space Agency (ESA) con su proyecto GlobCurrent está trabajando en este sentido.

ESA

Hay proyectos como “SEABIN” en el que se ha creado un contenedor de basura flotante que se puede situar en el agua en puertos deportivos, muelles, clubes náuticos y puertos comerciales. El contenedor se mueve hacia arriba y hacia abajo con la gama de la marea que recoge toda la basura flotante. El agua es aspirada desde la superficie (se usa energía solar para ello) y pasa a través de la bolsa de retención que se encuentra dentro.

SEABIN