LEY EUROPEA DEL CLIMA

El pasado 9 de julio de 2021, se publicó en el Diario Oficial de la UE el Reglamento (UE) 2021/1119 del Parlamento europeo y del Consejo de 30 de junio de 2021 por el que se establece el marco para lograr la neutralidad climática y se modifican los Reglamentos (CE) nº 401/2009 y (UE) 2018/1999.

La Ley Europea del Clima, además del objetivo de neutralidad climática y de que la Unión Europea consiga emisiones negativas a partir de 2050, establece un objetivo vinculante para la reducción de las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% de aquí a 2030 con respecto a los niveles de 1990.

En su artículo 2.1 “Objetivo de neutralidad climática” se indica que las emisiones y absorciones de gases de efecto invernadero reguladas en el Derecho de la Unión estarán equilibradas dentro de la Unión a más tardar en 2050, por lo que en esa fecha las emisiones netas deben haberse reducido a cero y, a partir de entonces, la Unión tendrá como objetivo lograr unas emisiones negativas.

En el artículo 4.1 se indica que “el objetivo climático vinculante de la Unión para 2030 consistirá en una reducción interna de las emisiones netas de gases de efecto invernadero (emisiones una vez deducidas las absorciones) de, al menos, un 55 % con respecto a los niveles de 1990, de aquí a 2030”.

En el artículo 4.3 se especifica que para lograr el objetivo de neutralidad climática, se fijará un objetivo climático para 2040 a escala de la Unión.

Según el artículo 6.1 a más tardar el 30 de septiembre de 2023, y posteriormente cada cinco años, la Comisión evaluará, en el momento de la evaluación de los avances y las medidas de la Unión, lo siguiente:

  • Los avances colectivos realizados por todos los Estados miembros hacia la consecución del objetivo de neutralidad climática.

  • Los avances colectivos realizados por todos los Estados miembros en cuanto a la adaptación.

La Comisión presentará al Parlamento Europeo y al Consejo las conclusiones de esa evaluación, junto con el informe sobre el estado de la Unión de la Energía elaborado en el año natural correspondiente.

Asimismo, a más tardar el 30 de septiembre de 2023, y posteriormente cada cinco años, la Comisión revisará la coherencia de las medidas de la Unión con el objetivo de neutralidad climática y la coherencia de las medidas de la Unión con garantizar los avances en la adaptación.

En cuanto a la evaluación de las medidas nacionales, la norma prevé en su artículo 7.1 que a más tardar el 30 de septiembre de 2023, y posteriormente cada cinco años, la Comisión evaluará:

  • Si las medidas nacionales que hayan sido consideradas pertinentes para la consecución del objetivo de neutralidad climática sobre la base de los planes nacionales integrados de energía y clima, las estrategias nacionales a largo plazo y los informes de situación bienales presentados son coherentes con ese objetivo.

  • Si las medidas nacionales pertinentes son coherentes con garantizar los avances en la adaptación, teniendo en cuenta las estrategias nacionales de adaptación.

La Comisión presentará al Parlamento Europeo y al Consejo las conclusiones de dicha evaluación, junto con el informe sobre el estado de la Unión de la Energía elaborado en el año natural correspondiente.

La ley prevé que la Comisión colabore con todos los sectores de la sociedad mediante la participación pública (artículo 9.1 y 9.2) lograr una sociedad climáticamente neutra y resiliente al clima.

Destaca el seguimiento y control (artículo 11) al establecer que, en un plazo de seis meses a partir de cada balance mundial contemplado en el Acuerdo de París, la Comisión presentará un informe al Parlamento Europeo y al Consejo, junto con las conclusiones de las evaluaciones de la presente Ley Europea del Clima, sobre el funcionamiento de la norma, teniendo en:

  • La mejor información científica disponible y más reciente, incluidos los últimos informes del IPCC y del Consejo Consultivo.

  • La evolución y los esfuerzos internacionales para alcanzar los objetivos a largo plazo del Acuerdo de París.

Además, el informe de la Comisión podrá ir acompañado de propuestas legislativas de modificación de la presente norma.