LICUEFACCIÓN ¿SE DEBE DE TENER EN CUENTA EN LA CONSTRUCCIÓN?

¿Qué es la licuefacción de suelos? Es un fenómeno que provoca la pérdida de capacidad portante del terreno después de un terremoto o una vibración brusca.

¿Qué es la licuefacción de suelos?

Es un fenómeno que provoca la pérdida de capacidad portante del terreno después de un terremoto o una vibración brusca. Este fenómeno se produce en suelos saturados de agua y compuestos por arena, grava y en ocasiones limos, es decir, partículas poco compactadas.

Cuando se produce un terremoto las partículas que están un poco compactadas se empiezan a soltar y a disgregar pierden la capacidad de transmisión de esfuerzos y aumenta la presión en los poros lo que conlleva que el agua comience a salir a la superficie. Las partículas se compactan cada vez más y el suelo se hunde.

La licuefacción debilita los cimientos de edificios y otros tipos de infraestructura produciendo desplome de edificaciones y daños en las tuberías, volcanes de arena, grietas en terreno, perdidas de la capacidad portante, roturas en taludes.

Es necesario conocer las propiedades del terreno sobre  el que se va a construir como el tipo de suelo, tamaño de grano, espesor de las primeras capas, capacidad portante y la formación geológica.

Han sido varios los países que han sufrido los efectos de la licuefacción, como en Niigata (Japón, 1964), Loma Prieta (EEUU, 1989) o Mexicali (México 2010). A  consecuencia de esto los ingenieros trabajan en la mejora de cimentaciones en este tipo de suelos para una mayor seguridad.