Una metodología de evaluación de impacto ambiental debe realizarse con la finalidad de poder identificar, predecir, cuantificar y valorar los impactos ambientales de un conjunto de acciones y/o actividades de un determinado Proyecto.

Para poder aplicar una determinada metodología es necesario considerar e identificar el tipo de impacto ambiental, el área que se afecta y la duración de los impactos, los componentes ambientales que se afectan, los efectos directos e indirectos, los impactos primarios, los efectos sinérgicos, así como su magnitud, importancia y riesgo.

Se puede hacer una diferenciación de metodologías en cuanto a su valoración:

  • Valoración cualitativa de los impactos a partir de unos criterios, que van a determinar las características de éstos, o bien su importancia o magnitud. Este método consiste en situar cada impacto identificado en un rango de alguna escala de puntuación, cuyo tamaño depende del grado de confianza de que se disponga. La valoración puede ser simple (si el valor viene representado por un solo valor) o compuesta (si el impacto viene representado por más de un valor).

  • Valoración cuantitativa de los impactos que requiere más información, conocimiento y criterio del equipo evaluador. Está basada en la definición de indicadores de impacto y en la situación sin proyecto respecto a la situación con proyecto. Este tipo de valoración permite sumar impactos para obtener un valor global del impacto del proyecto o actividad.

A continuación, se muestran los métodos de valoración de impactos más utilizados:

  • Matriz de Leopold. Es un método que se utiliza para identificar, pero también para obtener una valoración cualitativa de impactos mediante una matriz que combina 100 acciones con 90 factores ambientales.

  • Matriz de Grandes presas. Es una adaptación de la matriz de Leopold que cambia las entradas introduciendo nuevas listas de acciones y factores, cambia la forma de valoración que pasa a semántica y añade para cada impacto los términos de certidumbre (Ciertos, Probables, Improbables o Desconocidos), duración (Temporal, Permanente), del plazo en que se manifestarán (Corto, Mediano, Largo).

  • Matriz de importancia. Se mide el impacto en base al grado de manifestación cualitativa del efecto quedando reflejado en la Importancia del impacto (I). La importancia del impacto está relacionada con una serie de atributos de tipo cualitativo (extensión, tipo de efecto, duración, persistencia, reversibilidad, recuperabilidad, sinergia, acumulación y periodicidad de aparición).

  • Sistema Batelle-Columbus. Desarrollado en el Laboratorio Battelle para evaluar el impacto de proyectos hidráulicos e hidroeléctricos. Se basa en un sistema estructurado de los factores ambientales en cuatro niveles (Nivel I: Categorías, Nivel II: Componentes, Nivel III: Parámetros, Nivel IV: Mediciones), identificando: cuatro categorías, dieciocho componentes y setenta y ocho parámetros. El análisis se basa en la definición de “unidades de impacto ambiental” (UIA). El método produce dos sumatorias de UIA, uno “con” y otro “sin” el proyecto propuesto. La diferencia entre los dos resultados es una medida del impacto ambiental.

Si quieres conocer con más detalle y profundidad cada uno de los métodos de valoración de impactos ambientales no dudes en matricularte en el curso de Especialista en Evaluación de Impacto Ambiental de EIMA. Puedes ponerte en contacto con nosotros en info@eimaformacion.com o llámanos al 911 302 085.