PARQUE NACIONAL DE LA SIERRA DE GUADARRAMA

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama forma parte del Sistema Central, que forma parte de la división natural entre las mesetas norte y sur que conforman el centro de la Península.

El Parque Nacional fue declarado en el año 2013, según la Ley 7/2013, de 25 de junio, de declaración del Parque Nacional de la Sierra
de Guadarrama. También posee otros instrumentos:

La superficie es de 33.960 hectáreas declaradas como Parque Nacional de las cuales:

  • Comunidad de Madrid: 21.714 hectáreas.

  • Castilla y León (Segovia): 12.246 hectáreas.

Existe un Área de Especial Protección del Parque Nacional (Montes Matas y Pinar de Valsaín) con 7.011 hectáreas, así como 62.687 hectáreas declaradas como Zona Periférica de Protección.

Parque Nacional Sierra Guadarrama

Parque Nacional Sierra Guadarrama

         Fuente: https://www.parquenacionalsierraguadarrama.es/es/parque/info-pnsg/87-resumen-pnsg

En toda su extensión existen diversos sistemas naturales, entre ellos, los pinares de Pinus sylvestris de reconocido valor ambiental, naturalidad y gran estado de conservación sobre suelos silíceos. Los «sistemas naturales de origen glaciar y periglaciar», las «formaciones y relieves de montaña y alta montaña», los sistemas naturales «quejigares y melojares», los «matorrales supraforestales, pastizales de alta montaña, estepas leñosas de altura y cascajares» y «pinares, sabinares y enebrales» son los más característicos.

Cuantitativamente, en el Parque Nacional se pueden encontrar más de 1.000 especies vegetales, de las que 114 se pueden considerar de interés y 83 como endemismos. En la Lista Roja de la flora vascular española se incluyen en diferentes categorías Erysimum humile subsp penyalarense, Licopodiella inundataRanunculus valdesii y Utricularia minor.

Respecto a la fauna vertebrada se encuentra representada por 255 taxones de los que 148 son aves, la mayor parte de ellas propias de las cumbres montañosas como el acentor alpino o el común, la collalba gris, el pechiazul o el roquero rojo. También se pueden encontrar algunas de las especies de aves más amenazadas de la península como el buitre negro, el águila imperial y la cigüeña negra. El barbo comizo o la trucha común son parte de las 14 especies de peces y la rana patilarga o el sapillo pintojo pueden representar a los 36 anfibios y reptiles presentes en este espacio. Son más de 58 especies de mamíferos las presentes en el Parque entre las que están presentes cabras monteses, nutrias y una amplia variedad de murciélagos.

La fauna invertebrada es muy diversa y la tarea de revisar sus censos es un objetivo prioritario para el parque. Algunas especies de mariposas tan extraordinarios como la Graellsia o la Apolo pueden llegar a ser, por su belleza y singularidad, el icono del parque. Son más de 74 los taxones presentes con algún tipo de protección a nivel nacional o europeo.