Seguro que alguna vez te has fijado en que el agua de un embalse o un lago por el que pasabas tenía una tonalidad de color verde, y lo más seguro que la época del año coincidía con los meses de verano.

El fenómeno que se produce en este caso es la eutrofización, que es un proceso que se produce cuando hay un escaso movimiento y poca renovación del agua, acumulándose nutrientes –como el fósforo y el nitrógeno-, y un crecimiento en exceso de plantas y algas, aumento de la temperatura, disminución la entrada de la luz solar en la masa de agua y una reducción del oxígeno disuelto en el agua. Todo ello produce la muerte de organismos y la descomposición de materia orgánica, lo cual se traduce en la aparición de bacterias anaerobias que producen gases tóxicos, malos olores y alteraciones del pH del agua.

Según la OCDE (1982) se define eutrofización como el enriquecimiento de las aguas en sustancias nutritivas que conduce, generalmente, a modificaciones sintomáticas tales como aumento de la producción de algas y otras plantas acuáticas, degradación de la pesca y deterioro de la calidad del agua, así como de todos sus usos en general.

Lo que se puede apreciar a simple vista en la superficie del agua es el crecimiento de algas o cianobacterias, que en esta situación crecen de forma masiva y proliferan generando Blooms.

La causa de que aparezcan estos Blooms suelen ser las siguientes:

  • Actividades agrícolas: mediante el uso excesivo de fertilizantes y/o agroquímicos, principalmente nitratos, que se filtran y llegan a las masas de agua.

  • Actividades ganaderas: cuando los excrementos de los animales no son gestionados de forma adecuada, pueden llegar a contaminar las masas de agua con los nutrientes que lo componen, sobre todo nitrógeno.

  • Actividades industriales: que producen vertidos de productos nitrogenados o fosfatados, entre otros, a las masas de agua.

  • Actividades forestales: los residuos forestales resultantes de estas actividades que llegan a las masas de agua, se degradan poco a poco aportando nitrógeno y otros nutrientes a las aguas.

  • Residuos urbanos: el uso de detergentes con fosfatos así como un deficiente tratamiento del agua produce el aumento de nutrientes en el agua.

  • Contaminación atmosférica: la contaminación de la atmósfera por emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y óxidos de azufre (SOx) pueden producir lluvia ácida, lixiviando los nutrientes del suelo y transportándolos a las masas de agua.

Los tipos de Blooms que pueden presentarse en una masa de aguas son los siguientes:

  • Blooms superficiales (A) en las orillas y zonas superficiales próximas a ésta.

  • Blooms uniformes en la zona fótica o epilimnion (B).

  • Blooms profundos en la zona fótica (C).

  • Floración en el metalimnion (D), cuando una población que es capaz de mantener una profundidad específica dentro de la zona fótica. Estos blooms se producen por fuertes aumentos de la concentración de oxígeno en la zona entre el epilimnion y el metalimnion.

  • Blooms de distribución uniforme por toda la columna de agua (E).

  • Blooms presentes debajo del hielo (F).

Embalse verde-Blooms algales

Fuente: Graham, J.L., Loftin, K.A., Ziegler, A.C., Meyer, M.T., 2008, Guidelines for design and sampling for cyanobacterial toxin and taste-and-odor studies in lakes and reservoirs: U.S. Geological Survey Scientific Investigations Report 2008–5038, p. 52