¿QUÉ ES LA HUELLA ECOLÓGICA?

En la siguiente entrada de blog te contamos qué es la huella ecológica y qué componentes la forman.

Seguramente, en algún momento de tu vida, habrás oído que hemos superado la capacidad máxima de la Tierra para un año en concreto. La huella ecológica puede tratarse como un indicador de la sostenibilidad.

Consumo de madera

La huella ecológica es un concepto creado en 1996 para calcular el impacto que ejercen los humanos sobre el planeta Tierra. En 2019, WWF definió el concepto de huella ecológica como «la medida del impacto de las actividades humanas sobre la naturaleza, representada por la superficie necesaria para producir recursos y absorber los impactos de dicha actividad«.

Toda actividad humana consume y utiliza un determinado espacio de tierra biológicamente productiva o de áreas pesqueras. Se puede considerar que la huella ecológica es la suma de todas las áreas utilizadas por las actividades humanas, siendo indiferente el lugar donde se localice ese lugar.

Dentro de la huella ecológica, WWF diferencia entre seis componentes o indicadores:

  • Carbono: La huella de carbono es un indicador ambiental que representa la cantidad de terreno forestal que podría secuestrar las emisiones de CO2 procedentes de la quema de combustibles fósiles. En esta huella se excluyen las emisiones secuestradas por los océanos.

  • Cultivo: La huella de cultivo representa la cantidad de tierra utilizada para cultivar alimentos dedicados al consumo humano y para el consumo de animales de compañía.

  • Pastoreo: La huella de pastoreo representa la cantidad de tierra utilizada para criar animales que luego sirven para consumo humano. También se incluyen la cantidad de tierra consumida para conseguir lana y otros productos.

huella pastoreo

  • Forestal: La huella forestal representa la cantidad de bosque necesario para proporcionar ciertos productos como madera o palma.

  • Tierra urbanizada: Se trata de un indicador que representa el área de superficie que se encuentra urbanizada u ocupada por infraestructuras humanas, como pueden ser carreteras o raíles de tren.

  • Zonas pesqueras: Se trata de un indicador ambiental que intenta medir la cantidad de producción primaria que se necesita para mantener el consumo y capturas pesqueras actuales.

Aunque WWF no lo cuente como un componente dentro de la huella ecológica, existe también la huella hídrica, compuesta por la huella azul, la huella verde y la huella gris.

La huella ecológica se puede medir como el número de planetas necesarios para satisfacer todas las necesidades humanas (hablando de la utilización de los recursos). Si la huella ecológica es mayor de 1, entraremos en un periodo de deuda ecológica. Si la huella ecológica es menor que este número, entraremos en la reserva ecológica.