TALUDES ECOLÓGICOS: SOLUCIÓN A LA EROSIÓN HÍDRICA EN OBRAS DE INGENIERÍA

En general, en las obras de ingeniería, los taludes construidos contienen un perfil lineal que los hacen más propensos a sufrir erosión hídrica a lo largo de los años. Sin embargo, en la actualidad, hay una solución a este problema: los taludes restaurados de forma ecológica.

Durante años, las restauraciones convencionales se han basado en la creación de formas geométricas con perfiles lineales y lisos (Figura 1). Para que éstos tengan estabilidad, es necesario que se cumplan ciertos requisitos, pero, en general, se pueden resumir en conseguir que la vegetación se implante.

Talud convencional.

Talud convencional. Fuente: https://ideconsa.net/projects/various-works/estabilizacion-del-talud-la-carretera-139-graus-francia-benasque-pk-16400/?lang=en

Cuando una superficie contiene un alto porcentaje de vegetación, aumenta la infiltración y la retención de la pérdida de suelo en el territorio (éste es uno de los mayores problemas ambientales que afronta España, sobre todo la zona mediterránea). En la construcción de taludes, la vegetación inicial es nula, por lo que la erosión de los sedimentos generados por la escorrentía puede comprometer la estabilidad de la edificación. En general, uno de los métodos más utilizados es usar la hidrosiembra para establecer una vegetación anual en el talud (Figura 2).

Hidrosiembra en un talud

Hidrosiembra en un talud. Fuente: https://www.tecnocarreteras.es/2013/10/03/tecnologia-de-hidrosiembra-para-asegurar-la-estabilidad-de-los-taludes-de-carreteras/

Sin embargo, esta técnica tiene bastantes defectos:

  • Es una técnica muy cara, por lo que muchas veces se prescinde de ella.

  • No es fácil de aplicar en todos los sitios

  • Su efectividad es cuestionable, ya que muchas veces las semillas no se implantan, debido a que son arrastradas por el agua de lluvia

En los últimos años, una nueva forma de construcción se lleva cada vez más a la práctica: la restauración ecológica de taludes. Esta técnica consiste en recrear una geomorfología estable del talud mediante un perfil sigmoidal (que tenga una curvatura convexa-rectilínea-cóncava) (Figura 3). De esta forma, cuando hay una gran precipitación, la erosión generada no es tan grande.

Además, para completar el proceso, el talud debe ser rugoso. Esta característica promueve que las semillas de especies aledañas queden retenidas en los agujeros creados en el talud. De esta manera, la vegetación crecerá más rápido y la captación del agua será mayor.

Fuente: Barbero, F. 2012. Estudio de los procesos erosivos en taludes de infraestructuras lineales en la cuenca sedimentaria de Madrid. Implicaciones en la restauración ecológica. [Tesis Doctoral], Universidad Complutense de Madrid, España.